Protección del medio ambiente y de la naturaleza

Política medioambiental de Cilus

La protección del medio ambiente y de la naturaleza en España nunca ha recibido una atención realmente seria. Los gobiernos sólo se han interesado más por medidas medioambientales a consecuencia de la legislación comunitaria europea y las subvenciones que por ello se reciben que por mentalidad protectora y sentido de la responsabilidad. La mejor demostración son, por ejemplo, las reducciones en inversiones para la protección contra incendios en los montes o la prevención de riesgos de vertidos en las costas, la insuficiente depuración de aguas residuales o la destrucción de paisajes y la matanza masiva de aves a causa de la construcción de parques eólicos.

La educación medioambiental tampoco ha experimentado avances significativos. Los descuidos y los actos temerarios que causan incendios forestales y la acumulación de residuos especialmente en zonas naturales, pero también la falta de concienciación a favor de la separación de basuras prueba que no se ha hecho nada por parte de las instituciones para cambiar esta situación.

CILUS propone actuaciones en muchas áreas diferentes para que España se convierta en un país ejemplar en materia de protección de la naturaleza y del medio ambiente:

 

·      Aguas y humedales

La gestión del agua hoy en día tiene que regirse por valores muy diferentes a los del pasado. Hace falta un cambio de mentalidad hacia una mayor concienciación a favor de un comportamiento responsable de los ciudadanos y de la industria. La protección de los ecosistemas que nos aportan el agua para la vida diaria tiene que tener prioridad máxima. Los nuevos Planes de Cuenca bajo la Directiva Marco del Agua (DMA) tienen que servir para mejorar la gestión de humedales.

 

o   Protección de aguas subterráneas

La sobreexplotación de superficies agrícolas puede, en muchos casos, causar una contaminación de las aguas subterráneas. También los sistemas de riego y la construcción y explotación indiscriminada y muchas veces ilegal de pozos para riego pone en riesgo a muchas zonas de humedales, así como el abastecimiento de la población con agua potable.

 

o   Aprovechamiento de aguas de lluvia

 

o   Construcción de diques y aprovechamiento de crecidas, PHN

Año tras año, las regiones colindantes de los grandes ríos se ven ante el problema de las inundaciones, con consecuencias graves para los habitantes, las empresas y las explotaciones agrícolas afectadas. En cambio, las crecidas de los ríos no se aprovechan para abastecer de agua a otras regiones más secas. CILUS propone un plan hidrológico nacional moderno y serio tanto para aprovechar el agua sobrante de las crecidas como para construir un sistema de diques y canales que permita desviar adecuadamente los caudales sobrantes y disminuir así el impacto de las posibles inundaciones.

 

o   Zonas protegidas

Los humedales tienen que gozar de una protección especial, ser conservados y recuperados al máximo. Las medidas medioambientales deben ser coordinadas con las políticas agrícolas y urbanísticas en cada zona.

 

·      Cambio climático y emisiones

El cambio climático no se resuelve con cuotas de emisiones y el comercio con las mismas; deben establecerse por países conforme a sus características particulares. También exige una planificación responsable de las ciudades.

 

·      Desarrollo rural

Mantenimiento de agrosistemas tradicionales de alto valor, fomento de prácticas respetuosas con la naturaleza, más agricultura ecológica y menor uso de sustancias químicas.

Conservación de las aves y de la biodiversidad en general.

Desarrollo sostenible del medio rural. 

La conservación del medio ambiente y el desarrollo socio-económico se deben hacer compatibles a través de estudios, proyectos y acción a nivel político.


·      Educación medioambiental

Fomento de la educación medioambiental en colegios, institutos, universidades, empresas y municipios, mediante programas de estudios y actividades sociales para crear conciencia de responsabilidad medioambiental.


·      Red Natura 2000

A pesar de que el 80% de los españoles vive cerca de un espacio de la Red Natura 2000, muy poca gente la conoce. Dar a conocer su existencia es fomentar la educación medioambiental.


·      Parques Nacionales

CILUS está a favor de aumentar el número y la extensión de los parques nacionales, de dotarlos de mayor atención y protección, sobre todo en cuanto a personal dedicado y equipamiento.


·      Custodia del territorio

Las zonas de protección limitada como los parques naturales no constituyen muchas veces una protección efectiva de la naturaleza y del medio ambiente, sobre todo en regiones de mayor densidad de población. Deben complementarse con la llamada custodia del territorio a cargo de organizaciones no gubernamentales expertas en la protección y conservación de la naturaleza.

 

·      Especies amenazadas

La protección de especies amenazadas debe tener prioridad a la hora de establecer medidas de conservación de la naturaleza. El desarrollo de los proyectos financiados por la Unión Europea debe tener lugar en estrecha colaboración entre gobiernos, organizaciones no gubernamentales especializadas e institutos de investigación.

 

·      Política energética: Parqués eólicos y solares y su impacto medioambiental

Las energías renovables deben ser prioritarias a la hora de garantizar el abastecimiento energético, mientras que fuentes de energía como las centrales nucleares y las centrales térmicas basadas en el carbón deberán ir desapareciendo en la medida en que se desarrollen nuevas tecnologías de energía renovable.

CILUS quiere impulsar la investigación y el desarrollo de la energía eólica con nuevos sistemas de impulsión de las turbinas y sistemas más eficientes de energía solar que permitan reducir su impacto paisajístico y climático.

 

·      Protección de costas y del mar y prevención

La ley de costas debe ser revisada y aplicada decididamente. España necesita un rediseño de las zonas turísticas para hacerlas más sostenibles y compatibles con el medio ambiente. Las costas deben contar con centros de protección contra vertidos –especialmente de petróleo- en cada litoral, con embarcaciones especiales que a su vez deben servir como medios para la investigación científica para su mayor aprovechamiento. No puede ser que España necesite de la asistencia de otros países cuando se producen desastres marítimos, siendo uno de los países europeos con más litoral.

 

·      Protección forestal y prevención

Las zonas forestales deben ser gestionadas con sentido de la responsabilidad, con más limpieza y más vigilancia para evitar incendios. La maleza y los rastrojos deben ser aprovechados para usos agrícolas o de jardinería. Las zonas forestales deben contar con equipamiento de prevención y lucha contra incendios. Fomento de los parques de bomberos municipales, creación de parques de bomberos voluntarios con equipamiento. CILUS está en contra de medidas de austeridad en materia de prevención y lucha contra incendios.

 (Aprobado por el Comité Ejecutivo el 05/11/2015)

Comments