Industria y Energía

EN POLÍTICA INDUSTRIAL CILUS propone: 
  • Establecer una política industrial que se base en el ahorro y la eficiencia energética por un lado, mediante la concienciación; y que mejore los costes de los suministros del agua, gas y de la electricidad por otro, mediante la implantación de medidas a favor de este fin.

  • Propiciar la implantación y desarrollo de concentraciones de empresas e Instituciones especializadas en actividades industriales y tecnológicas para ganar en competitividad, tanto en consumo de energía, como en la producción de la misma.

  • Fomentar la política de I+D+I destinada a la mejora de la competitividad de las empresas con productos de alto valor añadido.

  • Potenciar la creación de instalaciones y centros al servicio de la industria, como centros de desarrollo y transferencia tecnológica, laboratorios de homologación y certificación y centros de ensayo.

  • Propulsar la colaboración real entre empresas y universidades en todos los campos de desarrollo.

  • Favorecer el retorno de empresas y tejido industrial.

  • Impulsar la independencia de los órganos supervisores y reguladores de los mercados.

Potenciar el sector secundario o industrial.

EN POLÍTICA ENERGÉTICA CILUS propone:

Fomentar una política energética que disminuya nuestra dependencia del suministro de terceros países y los costes de producción. 

  Mejorar y renovar la red de distribución eléctrica para una integración eficiente de las energías renovables.
  Fomentar el despliegue de las redes inteligentes e introducción de la medición digitalizada del consumo final con el fin de adaptar la generación al consumo.
  Establecer un sistema de formación de precios de la energía claro y transparente.
  Potenciar el desarrollo de las energías limpias. Revisión de las subvenciones a las energías renovables.Los costes de las renovables deberán ser compartidos por todos los sectores energéticos.
  Promover la investigación en energías renovables, en eficiencia energética, en tecnologías relacionadas con el agua y en la gestión de los residuos.
  Abrir un debate transparente, objetivo y riguroso sobre el riesgo y coste de este tipo de energía nuclear.
  Despolitizar el Consejo de Seguridad Nacional y reformar sus normas de funcionamiento para convertirlo en un organismo transparente, participativo y cercano al ciudadano, así como para asegurar la presencia de expertos en materia de protección de la naturaleza en sus órganos de dirección.
  Proponer reformas en la Comisión Nacional de la Energía referentes a su funcionamiento y que garanticen su independencia, neutralidad e imparcialidad permitiéndole actuar como órgano regulador del Estado con funciones de planificación, regulación y control.
  Reconversión de las zonas productivas relacionadas con los minerales del carbón, dejando sólo en uso aquellas explotaciones que sean económicamente eficientes, y procurando la recolocación de trabajadores afectados. En este sentido, plantear alternativas de actividad industrial.
  Elaborar planes específicos de concienciación y sensibilización social sobre el ahorro y el uso racional de la energía eléctrica, tanto en el ámbito doméstico como en el industrial.
  Mejorar el sistema de vertederos e incineradoras y la extensión de la recogida selectiva. 
Subpáginas (1): Energías Renovables
Comments