Entrevistas

Entrevista por newropeans magazine

publicado a la‎(s)‎ 23 may. 2014 5:56 por Cilus Ciudadanos Libres Unidos

[ES] CILUS, Ciudadanos Libres Unidos


... y también Ciudadanos Libres Unidos Barcelona


[ES] CILUS, Ciudadanos Libres Unidos
1. ¿Formaría parte su organización política de una posible Coalición Europea contra el TTIP?
  • SI
« Naturalmente que sí, pues CILUS , Ciudadanos Libres Unidos, es un partido muy europeista y muy crítico con la deriva de la Unión Europea.  »

2. ¿Apoyaría la celebración de una Convención de Jefes de Estado de la Eurozona por la Paz y la Independencia?
  • SI
« Inmediatamente »

3. ¿Apoya la retirada de todas las fuerzas no europeas del territorio europeo y más concretamente la retirada de las armas nucleares de los EE.UU?
  • SI
 « Defendemos una integración total de los Estados miembros de la UE, para que todas las políticas sean comunes en toda la Unión Europea. La mentablemente, la pocas políticas comunes de la UA se están renacionalizando en la práctica. »

4. ¿Apoya la iniciativa de eliminar el SEAE o ponerlo bajo control político?
  • SI


5. ¿Apoyaría la propuesta de Newropeans de que cualquier cambio de los tratados comunitarios, en especial de cualquier ampliación, sólo podrá ser realizada a través de referendum transeuropeos?
  • SI
« Aunque he puesto sí, CILUS va más allá aún. Proponemos un único referendum en toda la UE y el mismo día. »

6. ¿Apoya la propuesta de Newropeans de construir una Eurolandia democrática?
  • SI
« En nuestro programa electoral pedidos unos "Estados Unidos de Europa", naturalmente para los países que lo deseen, pues ya sabemos que algunos países no lo aceptarían. Es una cecesidad urgente, para que no se vaya degradando cada vez más el modelo social europeo y poder encauzar un poco la globalización, que está teniendo unos efectos devastadores en las relaciones sociales y laborales en Europa, Como responsable de acción política de CILUS -y actualmente cabeza de lista a las elecciones europeas- he publicado varios artículos sobre estos temas en un periódico digital llamado "Crónica Global", de Barcelona. »


y también Ciudadanos Libres Unidos Barcelona
Félix de la Fuente Pascual (cabeza de lista a las elecciones europeas) 
felixfuente@gmail.com

Respuestas (pdf)

''Tenemos que volver a la voluntariedad de la política''

publicado a la‎(s)‎ 21 may. 2014 16:32 por Cilus Ciudadanos Libres Unidos   [ actualizado el 21 may. 2014 16:36 ]

El partido Cilus (Ciudadanos Libres Unidos) no se siente sujeto a ninguna ideología. Tiene entre sus fundamentos básicos eliminar las subvenciones públicas a los partidos y propone acabar con todas aquellas que no van a revertir en el beneficio ciudadano. Resaltan la importancia de la democracia interna y plantean reducir el peso de la administración.

 ''Tenemos que volver a la voluntariedad de la política''

Quiénes son: Inmaculada Trugillo es la tercera candidata en lista a las europeas. José Antonio Pérez de la Serna es el sexto. Cilus se gestó durante el tercer congreso de Ciudadanos, y agrupa a ex militantes de formaciones tan diversas como PSOE, PP y UPyD. “Nos dimos cuenta de que la ideología era un problema, no tiene nada que ver con la gestión. La democracia debe empezar desde dentro”. Encabeza la candidatura Félix de la Fuente. “Su currículum es el que más se adapta a un parlamentario europeo por su formación y experiencia. Empezó atendiendo inmigrantes españoles en Alemania en los 60 y 70, y ahí comenzó su andadura política”, comentan.

Cómo afrontan las europeas: “Nuestro principal interés es dar a conocer la importancia de los organismos y administraciones europeos. Nos guste o no, la Unión Europea es un hecho: una economía sostenible en un mundo globalizado se hace a través de bloques. El Parlamento está haciendo mella en cada país que lo conforma y por eso son elecciones que no se pueden dejar a un lado”.

Diferencias respecto al bipartidismo: “Queremos eliminar las subvenciones, dejando únicamente las que repercutan positivamente en el ciudadano, como en educación, sanidad o investigación. Nosotros sólo nos financiamos con lo que aportan afiliados y simpatizantes. Pusimos limitación en los cargos y creemos que la política debe ser un servicio al ciudadano, no una carrera. Tenemos que volver a la voluntariedad de la política como algo digno. El político debe ser un enlace entre la administración y el ciudadano”.

Posición respecto a:

Agricultura: “La PAC está diseñada de una forma muy intervencionista y se negocia con países terceros importaciones de productos en unas condiciones que no se permitirían a un país de la UE. Eso distorsiona el mercado. No se trata de traer ajos de China, sino consumir lo más cercano al consumidor”.

La administración europea: “Nos planteamos cómo optimizar los recursos. Cada país tiene una embajada, pero las decisiones importantes las lleva la UE. ¿Qué monto de gasto se podría ahorrar? Una embajada de Europa ante el mundo, sí sería razonable. Cada administración es un gasto extra de dinero y tiempo”.

La unión fiscal: “Que sea real. Que el BCE sea absolutamente transparente y democrático. Que empiece a publicar los índices de masa monetaria, cuántos euros hay en circulación. Que el BCE tome las decisiones, no los bancos de cada país”.

Educación: “Es imprescindible la homologación total de títulos, es un desbarajuste impresionante. La potenciación real de un idioma común. En FP estamos a un abismo del norte de la Unión, donde tiene una categoría que todo es perfectamente convalidable para acceder a la universidad”.

Qué le debe Málaga a Europa: “Es cierto que la Málaga de ahora no es la del comienzo de la UE. En todos los pueblos hemos visto los carteles de los Fondos Feder. Otra cosa es lo que hacen los políticos con esos fondos, que ahora se nos reclaman, y por eso eliminar subvenciones es acabar con mucha corrupción. También le debemos a nivel de legislación y normativas. Pero nada de esto es gratis, lo pagamos de una forma indirecta”.

Qué puede esperar Málaga de Europa: “Ya ha recibido mucho, pues es puntera en cuanto a relaciones con los países de la UE gracias a la ventaja que llevábamos como centro turístico. Pero Málaga necesita otras industrias por si el turismo decae. Tenemos muchos recursos.”



Publicado por: noticias21es málaga

Entrevista con el Candidato de Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) al Parlamento Europeo

publicado a la‎(s)‎ 20 may. 2014 4:00 por Cilus Ciudadanos Libres Unidos

Entrevista con el Candidato de Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) al Parlamento Europeo



Félix de la Fuente Pascual, nacido en Torrescárcela (Valladolid) en 1936  es Licenciado en Derecho y traductor jurado de alemán. Ha sido emigrante y ha trabajado en la labor social con los emigrantes en Alemania durante 10 años. Fue el primer funcionario español por oposición en el Parlamento Europeo. Tiene dos libros sobre la UE y sobre el Derecho de la Unión, uno de ellos está traducido al francés. Fue también el primer funcionario que se atrevió a poner un recurso contra el Parlamento Europeo. Conoce los problemas del campo español por ser hijo de labradores y va a luchar porque no desaparezcan nuestros pueblos.


Usted se presenta como cabeza de lista de CILUS - Ciudadanos Libres Unidos Ustedes son un partido muy pequeño ¿Cómo es que se presentan a estas elecciones? La verdad es que nosotros tampoco estábamos seguros de que lográramos presentarnos, pero se ha demostrado una vez más que tienen más fuerza las ideas que las personas. Mire cómo empezó el auténtico cristianismo o cómo Marx tampoco estaba apoyado por ningún partido político, y mire la influencia que han  tenido  ambos en la evolución de la sociedad. No es que queramos compararnos, pues nuestras ideas no son nuestras. Están ahí, pero los intereses de los partidos tratan de enterrarlas.  Además, CILUS tiene en sus estatutos que debe presentarse a todas las elecciones que pueda, para dar a conocer sus ideas. Y por tanto, mientras no nos pongan unas dificultades insuperables, nos vamos a presentar a todas. Y agradezco públicamente a todos los que nos han apoyado con sus avales, entre ellos dos de Segovia y cinco de Valladolid, uno de Palencia y otro de Salamanca..

Si no tienen ninguna expectativa de conseguir representación, ¿por qué acuden ustedes a estas elecciones? ¿No hubiera sido mejor que se unieran a otro partido?

Si lo que pretendemos es que triunfen las ideas, y no las personas, nosotros vamos a triunfar siempre, porque cada vez que nos presentemos a unas elecciones estaremos desenterrando lo que piensa mucha gente. ¿Colaborar con otro partido en las elecciones europeas? No tendríamos ningún inconveniente, pero no hemos encontrado ningún partido que esté dispuesto a renunciar a las subvenciones públicas. Si usted me indica alguno, mañana mismo nos ponemos en contacto con él. En su día entablamos contacto con Escaños en Blanco, pero prefirieron ir por libre.  La pregunta que podríamos hacernos es ¿Por qué no íbamos a  presentarnos?  ¿Cómo puede cambiar Europa si se presentan siempre y triunfan siempre los mismos partidos y las mismas políticas? ¿Cómo van a cambiar a Europa para mejor unos partidos que llevan gobernando en la Comisión Europea y ocupando los puestos en el Parlamento Europeo  y son los responsables de la degradación en que se encuentra el modelo social europeo y que han llenado a Europa de parados y miseria? ¿Cómo van a cambiar  Europa unos partidos que lo único que pretenden es “Quítate tú para ponerme yo”?

¿Es tan importante para ustedes este punto de las subvenciones?
No sólo es importante. Es vital. ¿Usted no ha visto nunca a nadie metido en un contenedor rebuscando en la basura? ¿Usted no  sabe lo que ocurre en los comedores de Cáritas y de otras organizaciones humanitarias?  ¿Se ha pasado usted por los hospitales públicos?  ¿Cree usted lógico que mientras tanto se suban este año las subvenciones a los partidos políticos en un 28%? Y como si la desafección por Europa entre los españoles no fuera poca, este aumento del 28% se justifica diciendo que es por las elecciones Europeas. ¿Usted cree que los partidos políticos gastarían tanto en las campañas electorales si supieran que después no les iban a llover millones por los votos obtenidos?

Y si a ustedes les correspondieran algunos cientos o miles de euros por los votos obtenidos, ¿no los aceptarían?

Lo tenemos prohibido en nuestros estatutos. Lo donaríamos a la investigación a alguna institución benéfica de prestigio.  Ojalá tengamos muchos votos, pues solucionaríamos más de un problema con esas subvenciones, no las despilfarraríamos. No queremos ser un problema para la sociedad, como son casi todos los partidos políticos, queremos ser una solución.

Usted vive en Cataluña. ¿Son ustedes independentistas? ¿Qué piensa de los problemas de Cataluña?

Sí vivo en Cataluña, y antes en Alemania y  Luxemburgo, pero mi corazón esté en mi pueblo, Torrescárcela. Respecto a CILUS, en realidad se gestó en Barcelona pero no rs más catalán que castellano o andaluz. Vivimos los problemas de Cataluña con la misma o mayor intensidad que los partidos pura o predominantemente catalanes.  Pero nuestra lucha por la unidad de España o contra el independentismo se funda en otras premisas. El independentismo va unido a los problemas de corrupción y de clientelismo de toda España. Nosotros atacamos a los dos problemas al mismo tiempo. ¡Fuera subvenciones improductivas! Habría entonces dineros para investigación y para cubrir otras muchas necesidades urgentes. Las organizaciones independentistas de Cataluña se vendrían abajo en dos días, si se suprimieran todas las subvenciones improductivas. Para esto, los partidos tienen que estar dispuestos a renunciar a sus subvenciones, y mientras los partidos no empiecen dando ejemplo, la lucha contra el independentismo es dar palos al agua. Está claro, por tanto, que estamos por la unidad de España, como estamos por unos Estados Unidos de Europa


Y hablando de otra cosa, ¿cuáles son sus ideas sobre la Unión Europea?

Sé que es enorme el desprestigio que sufre la Unión Europea por culpa de la mala política de nuestros grandes partidos, pero no tengo inconveniente en decir claramente lo que pensamos sobre Europa.  Somos muy críticos con la Unión Europea, pero somos muy europeos y queremos otra Europa, lo mismo que queremos otra democracia y otra España. Somos europeístas por convicción y por necesidad. Queremos unos Estados Unidos de Europa con un presidente elegido democráticamente por todos los ciudadanos, no por los partidos políticos, y, entre otras razones, lo queremos,  para que en España dejen de gobernarnos de una vez políticos corruptos e incompetentes. Queremos una Europa mucho más demócrata y mucho más social, una Europa que no dependa del gas de Rusia ni  de la banca o de las finanzas americanas, una Europa que se enfrente legalmente y con medidas eficaces a la globalización y a la competencia desleal de China y de otros países. Una Europa que cree empleo y de calidad.


¿Cómo va su inglés? Hablar bien el inglés me está costando más de lo que yo esperaba. Lo entiendo y he traducido muchos libros del inglés, pero para un castellano hablar bien el inglés es duro.  Pero le prometo que pronto llegaré a dominar el inglés hablado. Soy también traductor jurado del alemán y mi francés es muy bueno. Mi italiano, mi holandés y mi portugués son sólo regulares


¿Qué cambiaría CILUS si llegara al Parlamento Europeo?

¡Cambiaríamos tantas cosas! La UE ha sido desde el principio una de nuestras principales preocupaciones.  Es curioso que nuestro programa sobra la Unión Europea lleva ya más de un año colgado en nuestra página web.  Allí tenemos muchas propuestas, aunque no todas. Pero si decimos que queremos llegar a unos Estados Unidos de Europa, comprenderá que queremos, ente otras cosas,  unas políticas comunes de la UE en todos los campos, una desaparición de todas las fronteras y trabas físicas, culturales, administrativas y educativas, un idioma común en el que podamos entendernos todos, además de los idiomas propios de cada país y de cada región, un presidente  de toda la Unión elegido directamente por todos los ciudadanos. Quizás esto solamente sea posible entre los países de la Eurozona, pero se debe empezar. Y también pedimos que en las instituciones de la Unión Europea se apliquen las mismas medidas de austeridad que ellas  exigen a los ciudadanos  de los Estados miembros y se supriman organismo inútiles.  Además,  responsabilizamos a la Comisión y al Parlamento Europeo del fracaso de la política agrícola común. CILUS tiene propuestas para Europa, pero las tienen también para España

Entrevista realizada por Mina Orcellet para "Buscando la política humana"

publicado a la‎(s)‎ 20 may. 2014 1:37 por Cilus Ciudadanos Libres Unidos

Entrevista a CILUS (Ciudadanos Libres Unidos)

Hoy hemos tenido el placer de charlar y contar con una ciber-entrevista a Pedro Schwenzer, candidato Nº 2 de Ciudadanos Libres Unidos.
Ha sido una entrevista muy interesante, por parte de un partido poco conocido, pero con las ideas muy claras sobre los intereses que beneficiarían a los españoles en Europa.
Aquí os dejo la entrevista:

Pedro Schwenzer: hola Mina, buenas tardes.
Soy Pedro Schwenzer, candidato Nº 2 de Ciudadanos Libres Unidos (Cilus)

Mina Orcellet: Un placer conocerle.

Pedro Schwenzer: Igualmente.

Mina Orcellet: Actualmente, como decía en el mensaje, estoy creando un blog que conciencie a los ciudadanos sobre la necesidad de votar, y que se planteen votar a partidos que no aparecen en todos los medios de comunicación o no tienen especial repercusión en los mismos.

Pedro Schwenzer: Me parece una buena iniciativa, lamentablemente existe mucha gente que piensa que si no le convence la política actual, es mejor optar por la abstención.

Mina Orcellet: Efectivamente ese es el caso. Mi opinión es que los partidos menos conocidos tienen menos atractivo porque la gente desconoce los proyectos de los mismos.

Pedro Schwenzer: La masa de los votantes se guía por pocos criterios: La visibilidad de los partidos con sus actos multitudinarios, financiados con dinero de todos los contribuyentes, y que muchos votan por tradición familiar a un partido determinado, y no se calientan la cabeza leyendo programas electorales.
Los pequeños partidos podemos ofrecer propuestas mucho más sensatas, pero no llegamos a la gente por falta de medios.
A parte de que los medios de comunicación cierran el acceso de pequeños partidos durante las campañas electorales, principalmente por su dependencia de subvenciones de los gobiernos, e intereses de los grandes grupos que los controlan.

Mina Orcellet: Ese es, sin duda, uno de los problemas básicos, la manipulación de los medios. También ocurre que a gran cantidad de ciudadanos les da pereza a leer los programas electorales. Dicho esto y a grandes rasgos; ¿Que propone su partido para las elecciones europeas? Sé que es difícil Pero ¿Podría realizar un pequeño resumen al respecto para que los lectores puedan hacerse una idea?

Pedro Schwenzer: En las municipales de 2011 me felicitaron en Galapagar por nuestro programa electoral (entonces pertenecíamos muchos de Cilus a Ciudadanos-Ciutadans). La prensa local dio mucha publicidad a los programas, pero las elecciones fueron una prueba de que la gente en su mayoría ni los había leído. Cilus – Ciudadanos Libres Unidos es, según me parece, casi el único partido que centra sus propuestas exclusivamente en la Unión Europea, en temas europeos, mientras que los demás, sobre todo los principales, no hacen más que hablar de política nacional que nada tiene que ver ni se puede solucionar con la política europea.
Como puntos principales que lanzamos, puedo enumerar los siguientes:

1. Elección directa del Presidente de la Unión Europea.
2. Elección directa de la mitad de los eurodiputados.
3. Creación de una auténtica Unión de Estados Europeos.
4. Más Europa y menos nacionalismos.
5. Embajadas únicas de la Unión Europea, no de cada estado miembro.
6. Reducción de las lenguas de trabajo.
7. Lucha contra la corrupción en la selección de los funcionarios y en el uso de subvenciones.
8. Unas políticas comunes de toda la Unión Europea en materia fiscal, económica, laboral y social.
9. Cuando sea necesario, la celebración de un referéndum sobre cuestiones europeas, pedimos uno único a nivel de toda la Unión Europea, y no por separado en cada uno de los Estados miembros.
10. La Unión Europea deberá desempeñar un papel más activo y contribuya a una efectiva regulación mundial de la economía y de las finanzas. La falta de esta regulación está dejando a Europa con las manos atadas frente a los grandes poderes financieros multinacionales y los paraísos fiscales.

Queremos unos estados unidos de Europa

Todos estos puntos los estamos desarrollando mediante artículos de los candidatos que publicamos en blogs y en la web del partido.

Evidentemente, lanzar algo como “Queremos unos Estados Unidos de Europa” tiene que fundamentarse, argumentarse.

Queremos otra Europa, porque no estamos contentos con el funcionamiento actual de la Unión Europea, que adolece de una importante falta de transparencia y legitimación democrática. El 70% de la legislación viene de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, sólo un 30% del Parlamento Europeo. Es decir, dos tercios del poder legislativo europeo están en manos de órganos que no se eligen democráticamente (por los ciudadanos europeos).

Queremos que los presidentes del Consejo y de la Comisión se elijan de forma directa, al igual que al menos la mitad de los eurodiputados.

Los Estados Unidos de Europa evitarían el descontrol actual en política exterior, macroeconómica y fiscal.

Mina Orcellet: Sin embargo es una tarea difícil ¿Cuáles serían los planes de acción para lograr esos objetivos? Es decir, la unión europea es multicultural, y actualmente muchos poderes de la misma que, efectivamente, no han sido elegidos democráticamente ¿Hay alguna manera de cambiar eso?

Pedro Schwenzer: Poder se puede cambiar. Un primer intento fue lo que llamaron Tratado para una Constitución Europea, que establecía, por ejemplo, la celebración de plebiscitos vinculantes. Pero este tratado fracasó, no sólo porque dos países lo rechazaron en referéndum, sino porque en realidad era una carta blanca para redactar una Constitución de 200 páginas.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, critica actualmente la falta de democracia y propone cambios importantes en la UE, sólo que él ha hecho todo lo contrario durante su mandato como presidente del PE.

Está claro que para cambiar las cosas hace falta una mayoría en el Parlamento Europeo que consiga presionar para que se hagan cambios.

Lo que no puede ser y nunca había sido la idea de la UE cuando la impulsaron Adenauer y de Gaulle es que se haya convertido en un monstruo burocrático que no hace sino complicar la vida de los ciudadanos. El ciudadano ha quedado al margen de toda la política europea.

Nosotros, si lográsemos un diputado, trataríamos de usar el acceso al Parlamento Europeo para trabajar a favor de más transparencia y de colaborar con aquellos grupos que piensan como nosotros.

Un eurodiputado siempre puede -aunque limitadamente- conseguir que los medios hablen de estos temas.

¿Qué hemos sabido de los más de 40 eurodiputados de PP y PSOE en los últimos 5 años? ¡Nada! No nos han contado nada. Y en la campaña demuestran que los temas europeos les resbalan completamente.

Mina Orcellet: El asunto es que no ayuda la poca cobertura que los medios de comunicación dan a las decisiones de Europa, curiosamente estamos tan centrados en nosotros mismos como país que desconocemos los propios beneficios que los ciudadanos pueden obtener de las elecciones europeas, porque se ven como algo ajeno, debido a la poca participación que se ha propuesto siempre al ciudadano, dando los propios partidos a entender que no tienen voz ni voto, y haciendo parecer todo lo que hace Europa es algo complejo que no nos influye ¿Que diría al ciudadano que piensa que Europa no tiene nada que ver con él? ¿Cómo le plantearía los beneficios que puede obtener participando en estas elecciones?

Pedro Schwenzer: Ciertamente, en España los políticos sólo hablan de Europa, de la UE, cuando se trata de dinero, no cuando se trata de los derechos de los ciudadanos. Tampoco el gobierno da un trato diferenciado a los europeos comunitarios en España, sino los sigue casi tratando como a todos los extranjeros de terceros países.
Europa tiene mucho que ver con el ciudadano, porque decide sobre su vida al regular absolutamente todos los ámbitos. Los parlamentos nacionales ya casi no legislan por iniciativa propia, más bien se dedican a ratificar las directivas europeas y sus reglamentos sin más trámite que su aprobación. Por eso es importante que los ciudadanos tengan presente que cuando eligen a sus representantes se dedican por aquellos que realmente vayan a hacer algo por los ciudadanos y no se pongan al servicio de los lobbies de los grandes consorcios empresariales u otros grupos de presión.
Participar en las elecciones europeas es importante si no se quiere que todo siga igual de mal como hasta ahora. Los grandes partidos ya nos han vendido a intereses oscuros que cuentan con sus lobbies en Bruselas, viven muy cómodamente haciendo lo que les piden que hagan los que tienen actualmente el poder en Europa.

Vemos que el Parlamento Europeo está lleno de cadáveres políticos, que sus respectivos partidos ya no quieren tener en sus parlamentos nacionales, o que les ponen en Bruselas para darles un premio por su fidelidad y que puedan vivir de prebendas casi vitalicias mientras no abran la boca.

Votar en estas elecciones tiene importancia, porque los que se envían como diputados a Bruselas y Estrasburgo son los que luego deciden por nosotros. Por eso es necesario que no sólo se vaya a votar, sino que se vote a nuevos partidos que tienen algo que aportar a la política europea, que promuevan cambios y que refresquen el Parlamento Europeo con otro estilo de hacer política.

Mina Orcellet: ¿Cree que el votante tiene miedo de que (como algunos partidos han afirmado) votar a partidos nuevos sea “tirar su voto a la basura”? ¿Cree que eso también puede influir en la votación de nuevos partidos?

Pedro Schwenzer: Puede influir, es un argumento que esgrimen los grandes partidos para infundir miedo a la gente a la hora de votar. Pero es un argumento falaz, que sólo les sirve a los grandes partidos a eternizarse en sus poltronas y garantizar así que todo vaya a seguir igual. Es precisamente el voto a pequeños partidos el que garantiza la pluralidad, la diversidad de opiniones, la necesidad de debatir en los parlamentos y de buscar consensos.

Hemos visto hoy que en Suiza han celebrado dos plebiscitos nuevos, que han sido una muestra más de lo importante que es la democracia directa en cuestiones fundamentales, y que un pueblo tiene que educarse en una conciencia democrática de participar en la política, en las grandes decisiones. Han rechazado un salario mínimo que se quería establecer en 4.000 euros, algo que parece descabellado, y también han rechazado que se inviertan miles de millones en nuevos aviones de combate.
Los políticos iban a hacer ambas cosas, pero el pueblo no estaba de acuerdo. Por eso vale la pena votar y decidir lo que uno quiera, no lo que nos quieran imponer, y si existen partidos con los que uno se pueda identificar, es la oportunidad. Entre 39 partidos siempre habrá para todos los gustos y todos los intereses.

Mucho más miedo tiene que dar quedarse en casa y abstenerse, porque la pasividad ante la política es como un cheque en blanco para los partidos dominantes.

Mina Orcellet: A todo esto y hablando un poco del panorama nacional, si bien no es la temática central de la entrevista, creo que desconocer la ideología de los partidos influye negativamente en los ciudadanos, es decir, no saber si el partido comparte algunas de sus ideas ¿Qué puede contarme sobre la ideología de su partido en particular y en lo que respecta a temas de actualidad? (Toros, aborto… asuntos LGTB)

Pedro Schwenzer: Nosotros pensamos que tenemos que abandonar la tradición de hacer política por ideologías concretas, porque las ideologías siempre son excluyentes. Encasillar a un partido en una ideología limita su radio de acción.

Podemos definir a Cilus – Ciudadanos Libres Unidos como un partido de centro liberal. Centro, porque nuestras propuestas a veces pueden ser de izquierdas, a veces conservadoras, y a veces todo lo contrario, incluso novedosas. Así es que para Europea hacemos propuestas novedosas, al menos dentro del panorama actual.

El liberalismo para nosotros ha de ser el liberalismo auténtico, no el económico inventado por el gran capital como neoliberalismo, que casi nada tiene en común con el liberalismo, porque ser liberal significa ser abierto, tener una sociedad abierta y tolerante en la que el estado sólo interviene en la medida estrictamente necesaria para mantener un orden y unas garantías sociales. El capitalismo salvaje puede encuadrarse en el neoliberalismo, no así el liberalismo verdadero.

Pero al margen de esto, nosotros no nos entendemos como partido liberal, aunque nos guste aplicar el principio liberal de subsidiariedad, con todo lo que significa. Pero también significa Economía Social de mercado, una economía de mercado con garantías sociales.

Los toros no se pueden prohibir porque sí. Existe mucha gente que disfruta con la tauromaquia, y también hay mucha gente y muchas empresas que viven de ella desde la crianza de los toros hasta su final último en el matadero o la carnicería. No estamos a favor de prohibir, sino de ser tolerantes. Eso no significa que no nos preocupe la protección de los animales. Los toros tienen una vida muy buena hasta que llegan a la plaza de toros. Pero los que tanto se muestran contrarios a los toros por la crueldad que suponen, ¿alguna vez se han preocupado públicamente por el trato que recibe el ganado cuando es transportado cientos de kilómetros en condiciones pésimas y un maltrato demostrado en muchas ocasiones? Nos parece que no. Y es allí donde se tiene que actuar.

Sobre el aborto nos hemos manifestado ya en nuestra web, existe un posicionamiento. Resumidamente puedo decir que estamos en contra del aborto libre y a favor de un aborto de supuestos y plazos (máximo 3 meses), y dentro de este marco cada uno debe decidir lo que más le conviene. La prohibición no llevaría a nada, y consideramos el proyecto de ley del ministro Gallardón un retroceso. Es un ejemplo de lo que significa gobernar por ideología y no por sentido común.

En lo que se refiere a los asuntos LGTB: Los homosexuales (gays, lesbianas, transexuales) tienen en España todos los derechos como los demás, en este punto se ha conseguido un gran avance. Donde posiblemente queda alguna labor por realizar es en hacer ver a toda la población que los LGTB no son raros ni peligrosos para nadie. Lo que es muchas veces contraproducente es que los mismos activistas visibles del movimiento LGTB dan una imagen lamentable. ¿Si uno quiere convencer a los demás de las bondades de ser gay o lesbiana, por qué tiene que hacerlo disfrazándose como una prostituta y hacer movimientos lascivos? Esa no es la normalidad, y tampoco la mayor parte de los gays y lesbianas se comporta así ni comparte estas formas de manifestación. Lo que defendemos desde Cilus es que no exista discriminación alguna por la orientación sexual y que ésta no debe ser tratada de una forma diferente a la sexualidad de los heterosexuales, que son el 90% de la población. Normalidad es comportarse con normalidad y no imponer a nadie el propio estilo de vida.

Que cada uno sea feliz a su manera es algo que ya dijo Federico el Grande y que es un principio de liberalismo tolerante.

Mina Orcellet: Desde luego la libertad de expresión y de decisión es algo que debe de formar parte de cualquier democracia que se precie de serlo.

Pedro Schwenzer: Por supuesto.

Mina Orcellet: Dicho esto solo me queda la pregunta de rigor ¿Cómo se ven posicionados en lo que respecta a las elecciones europeas? Es decir ahora que los españoles están tan desencantados ¿Creen que por fin se decidirán a dar el gran paso que supone el cambio?

Pedro Schwenzer: Nos tememos que vayan a hacerse realidad los pronósticos de una abstención del 60%. Es la tendencia general en Europa. Es muy triste. Pero nunca se sabe, ha habido elecciones en muchos países con vuelcos importantes. El descontento, como ya he dicho antes, no se remedia quedándose en casa. Hay que votar y decidirse por partidos diferentes, partidos nuevos, sólo así se cambia algo.

Nosotros tenemos la dificultad de darnos a conocer, porque es muy costoso para un partido pequeño.

Lograr un diputado supone obtener unos 300.000-400.000 votos, según la participación y la dispersión del voto. Si los grandes bajasen cada uno 10 puntos, los pequeños tendrían más facilidad de obtener un escaño, ya que el sistema d’Hondt favorece a los más votados.

Los milagros pueden darse, no hay que perder el optimismo. Sabemos que lo tenemos difícil, pero tal vez logremos un resultado que para nosotros sería digno como partido principiante.

Uno de nuestros objetivos es estar en todas las elecciones, y eso ya lo hemos logrado al estar en las primeras que nos tocan desde 2012, año de nuestra fundación.

Mina Orcellet: Supongo que esa es otra de las cosas que esperemos que en un futuro no muy lejano puedan cambiarse, en lo que respecta al sistema de recuento de votos.

Pedro Schwenzer: Sería importante que el sistema de reparto de escaños sea proporcional puro. Que cada voto valga lo mismo, y que cada escaño suponga un número determinado de votos.

Mina Orcellet: sin duda eso sería el mayor avance.
Bueno, pues esto es todo, ha sido un autentico placer hablar con usted.

Pedro Schwenzer: Igualmente, agradezco el interés y espero que la entrevista tenga alguna repercusión. Nuestra web es: www.ciudadanoslibresunidos.org hay una biografía de nuestro cabeza de lista muy interesante, contamos con un gran candidato.

Mina Orcellet: Espero que haya mucha suerte en las elecciones y que España se decida a cambiar por fin su forma de pensar.

Pedro Schwenzer: esperemos que así sea.

Esta es su página web: Ciudadanos Libres Unidos.
Esta es su dirección de Facebook
Y este su Twitter

Desde aquí les deseamos mucha suerte en las elecciones europeas y que pronto podamos ver un enorme cambio en Europa.

1-4 of 4