Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) critica enérgicamente la nueva ley de caza de Castilla-La Mancha

publicado a la‎(s)‎ 29 sept. 2014 13:43 por Cilus Ciudadanos Libres Unidos

 NOTA DE PRENSA


Pedro Schwenzer, Secretario General de CILUS: “El gobierno popular castellano-manchego se desentiende de los criterios modernos de protección medioambiental y contraviene las normativas europeas en materia de caza.”

Madrid, 29 de septiembre de 2014.- La sorprendente aprobación de la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha por el gobierno popular es una nueva muestra de la nula sensibilidad del partido gobernante en materia de medio ambiente y protección de la naturaleza y responde, sin duda alguna, a intereses económicos del sector de la caza.

Ciudadanos Libres Unidos – CILUS considera que el gobierno castellano-manchego que o bien desconoce por completo la legislación europea sobre caza o simplemente la ignora interesadamente para favorecer a los influyentes lobbies de la caza.

Los aspectos más preocupantes de la nueva ley son métodos de caza salvajes, como son el uso de cepos, el permiso para matar perros y gatos, así como la limitación del uso público del monte para limitarlo exclusivamente al uso como cotos de caza.

La urgencia en la aprobación de dicha ley se explica por la cercanía del levantamiento de la veda, pero adolece de defectos de procedimiento que CILUS considera temerarios y que infringen normas superiores. Por ejemplo, aunque el Consejo Asesor de Medio Ambiente junto a la Consejera y al Director General de Montes y Espacios Naturales, Javier Gómez Elvira, asegurara que el texto pasaría por una segunda vuelta por el Consejo de Caza para evaluar los puntos a modificar tras el periodo de alegaciones que se abrió, no ha sido así, y el Consejo de Gobierno ha aprobado ya el anteproyecto.

CILUS recuerda que existen varias normativas comunitarias europeas e internacionales que establecen, por ejemplo, que “en lo que se refiere a la caza, la captura o muerte de aves […], los Estados miembros prohibirán el recurso a cualquier medio, instalación o método de captura o muerte masiva o no selectiva o que pudiera causar la desaparición local de una especie” (Art. 8 de la Directiva 79/409/CEE del Consejo relativa a la conservación de las aves silvestres) o que “prohíbe la utilización de todos los medios no selectivos, entre los que se incluyen los cepos, de captura o muerte para determinadas especies, si estas últimas se utilizan para la captura o el sacrificio a gran escala o de forma no selectiva” (Convenio de Berna de 19-09-1979 relativo a la conservación de la vida silvestre y del medio natural de Europa).









La limitación del uso de espacios públicos es, junto al desprecio manifiesto de la fauna castellano-manchega, otro punto de preocupación, ya que dicha ley también permite cerrar caminos, la caza con trampas, el cambio de modelo de la caza intensiva y comercial en cotos más cerrados y vallados, multas a cualquier distorsión de la actividad de la caza por parte de cualquier persona o prácticas masivas que atentan contra la seguridad no sólo de especies protegidas como el lince ibérico, sino contra la de las propias personas. Con ello se parece querer volver a prácticas más propias de tiempos cuando mandaban caciques y terratenientes en lugar de hacer accesibles los espacios naturales públicos a todos los ciudadanos.

Ciudadanos Libres Unidos – CILUS exige, por tanto, la retirada de la nueva Ley de Caza y que ésta sea sometida a los organismos competentes para evaluar los criterios en los que se fundamenta. Asimismo, deberá ser adaptada a la legislación comunitaria europea que hace prevalecer el bienestar de los animales frente a los intentos de practicar una caza comercial intensiva.

Comments